Breves respuestas a las grandes preguntas de Stephen Hawking

Aunque yo lo titularía “grandes respuestas a las breves preguntas”

Lo primero que voy a deciros es que pienso que este librito, deberían leerlo todas las personas que habitan La Tierra, en cuanto tengan entendimiento (12-14 años) para aprovecharlo, al menos durante el próximo lustro o década y en tanto en cuanto no surja (y hable, porque seguro que ya los hay a pares) otro científico y humanista tan genial como él. Especialmente deberían leerlo las estupendas cabezas pensantes que nos gobiernan, sobre todo a las grandes potencias….

Rodri recomienda… “Breves respuestas a las grandes preguntas”, de Stephen Hawking en Casa del Libro.

Lo segundo, que en seguida le cogí mucho cariño al personaje. Su historia personal parece diseñada a medida, una mente absolutamente superior, en un cuerpo completamente limitado. Antes de acabar así era un estudiante más o menos normalito, como él mismo cuenta. Cuando le llegó la enfermedad degenerativa pensó en tirar la toalla ante la vida, pero no, decidió aprovechar cada instante como un regalo. Varias veces le dieron por desahuciado, por muerto en pocos días o meses… y llegó casi a 80 años, por su propia determinación y la de su mujer. Es un ejemplo arquetípico de abnegación, ilusión, asombro ante la existencia, curiosidad, tesón, agradecimiento ante lo recibido, altruismo, humildad, sentido del humor y también común. Un cristiano espontáneo… que es ateo, o al menos eso es lo que dice de sí mismo. Lo cual tiene doble o triple mérito para alguien que creía que al morir, su consciencia se desvanecería en la nada cuando lo hicieran sus moléculas y constantes vitales.

Como apunto en el subtítulo, en este ensayo ofrece grandes respuestas a las breves preguntas fundamentales, tal y como pueden darse desde la ciencia (RAE – Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente). He de decir también que se le entiende muy bien. Yo soy ingeniero pero las matemáticas siempre me obnubilaron, aunque llegase a dominar las fórmulas de la ciencia, estas me apartaban a menudo de comprender cómo funcionaban realmente las cosas. Él es consciente de que esto pasa a la mayoría de la gente y se ocupa de explicar las cosas “con palabras” (de adolescente leí otro de sus libros y no me enteré de casi nada).

Da por conocidos los fundamentos clásicos de la física y la química y se basa en tres conceptos relativamente novedosos, para explicar todo lo demás (los expongo aquí de una forma muy breve e intuitiva):

  1. El espacio – tiempo se curva en la presencia de grandes campos gravitatorios (relatividad general)
  2. Es imposible determinar a la vez velocidad y posición de una partícula (principio de indeterminación)
  3. Las partículas en pares de materia y antimateria, aparecen al azar en un punto del espacio – tiempo, se separan, hasta que vuelven a encontrarse y destruirse en otro (teoría cuántica)

1 y 3 fueron formulados por Einstein, maestro al que obviamente Hawking admira y hace hincapié en que todo aquello que el formuló y fue tomado como esotérico por sus coetáneos, inexorablemente se ha ido verificando acertado cuando se ha dispuesto de la instrumentación adecuada (recientemente las ondas gravitacionales…). 2 por Heisenberg.

Rodri recomienda y adquiere su bibliografía en Casa del Libro.

Algunos temas que trata

Quizá el tema primero y conductual que aborda, es la existencia o no de Dios. Eso es ser valiente y asertivo. Él se define como ateo, aunque no guarda rencor alguno a la idea Dios (del judeocristiano…). Hawking es un científico y además un materialista, empirista, positivista. Supongo que ya habéis entendido por qué no cree. Sencillamente es incapaz de verlo. Pero no desprecia a los que sí lo hacen. Es obvio que no los entiende, porque habla de que la gente se buscó dioses para explicar los fenómenos que no entendía, ahora que parece que podemos llegar a entender todo lo que percibimos habla de que la gente necesita una respuesta al sentido de la existencia y sobre todo esperanza ante la muerte. En eso acierta de pleno. También que mucha gente necesita un Dios que le proporcione soporte efectivo en el día a día, a cambio de sacrificios, etc. Esto último está más cerca de la superstición que de la creencia metafísica. El caso es que Hawking llega a la conclusión de que Dios no es necesario en ninguna ecuación para explicar cada fenómeno físico que observamos y en eso estoy de acuerdo. Las leyes de la física se bastan por sí mismas para explicar lo perceptible y procesable por nosotros, humanos de La Tierra y además siempre se cumplen. Llega a decir que en todo caso él puede entender a Dios como esas mismas leyes y ahí tengo un nexo de unión con su pensamiento. Para mí no hay mayor demostración de omnipotencia, omnipresencia y omnisciencia, que haber diseñado unas leyes que funcionan por sí solas y siempre se cumplen – para lo perceptible y procesable. Mi Dios no necesita ocuparse de lo que ya hacen sus leyes de la física. Pero para mí lo visible no lo es todo.

Nos habla también del origen de este universo, según la teoría del Big Bang, que él da por válida y yo también. Ofrece una explicación estupenda que yo no conocía. Sucede que cada vez que se materializa una partícula (aparentemente de “la nada”), lo hace su antipartícula correspondiente, si vuelven a juntarse se destruyen mutuamente. Así de sencillo. El universo que “vemos” está formado por materia y energía (que en realidad son lo mismo, ya sabeis, e=mc2) visible, la antimateria o materia oscura ocupa los espacios interestelares. Todo el universo hace una suma cero de materia contra antimateria, tanto si son miles de millones de galaxias, como es el caso, como si sólo hubiera un puñado de protones y antiprotones. Suman lo mismo, cero. Y surgen de “la nada”. Así es muy “fácil” concentrar todo en un punto al principio de los tiempos, pues suma cero. Hawking lo explica como si tienes un plano y quiere construir una colina, al final tendrás la colina y el hoyo que tuviste que cavar para ella, sería la anti-colina, pues lo mismo el universo. Para mí otra muestra más de la genialidad (y sentido del humor) del Dios que lo ha creado. Desde fuera del espacio-tiempo, claro. Esto último lo digo yo, no lo dice Hawking, que simplemente dice “las partículas se materializan de la nada, aleatoriamente, en pares visible – oscuro” y “se fuma un puro”J. Para mí esa es justo la manera de posibilitar la creación, el milagro, la magia. Para nosotros es ininteligible, pero estoy seguro que no hay casualidad en ello, sino causalidad. Hawking dice “Dios sí juega a los dados”.

Respecto de la exploración espacial, Stephen es un claro entusiasta. Para él no es una opción, sino una necesidad, la humanidad se lanzará a ello o corre serio peligro de autodestruirse. Esto no es original de él, o al menos no es al primero al que se lo oigo y desde luego estoy muy de acuerdo. La clave no son los beneficios por el conocimiento en sí de nuestro universo, los avances tecnológicos que luego se reaprovechan para la vida en La Tierra, tampoco el retorno multiplicado de cada euro invertido en espacio, o el mejor conocimiento de nuestro propio planeta o los servicios de comunicaciones, ni siquiera la idea de buscarnos una casa nueva o el desarrollo de tecnología que nos proteja de amenazas exteriores (meteoritos). Lo más importante es que todos los que salen fuera, sea física o mentalmente, comprenden que somos uno, en cuanto contemplan la preciosa bolita azul en que vivimos, desde fuera, una sola nación, la humana, con un solo país, La Tierra. Los científicos, los artistas y otras personas realmente superiores en el sentido de que son las que actúan siendo parte de las soluciones y no de los problemas (la inmensa mayoría de ellos), colaboran remando en la misma dirección de manera natural, independientemente de su procedencia, ideas, etc. Contrasta con los políticos y dirigentes, que en su mayoría se comportan como matones de patio de colegio, peleándose entre ellos, pero sobre las espaldas se sus súbditos, a los que causan enormes sufrimientos. El espacio puede ser el objetivo exterior que nos una a todos. No puedo estar más de acuerdo con Hawking.

Los extraterrestres: Stephen opina que es muy posible que exista vida y vida inteligente fuera de La Tierra (aunque se pregunta si existe tal tipo de vida aquí…), pero que por algún motivo no han llegado aquí. Si lo hubieran hecho vaya si nos habríamos enterado, sería como cuando los europeos llegaron a América, África y Oceanía, desde el punto de vista de los indígenas, en el mejor de los casos. Rechaza las teorías de la conspiración según la cual unos extraterrestres controlan los gobiernos de La Tierra, como en “las vainas”. Una vez más de acuerdo con él 100%. Piensa que debemos esperar a estar más desarrollados para intentar contactar nosotros activamente. Es bastante escéptico respecto de que podamos llegar a aprovechar “agujeros de gusano” como atajos en el espacio-tiempo y sobrevivir a ello, al modo de Star Wars o Star Treck. No obstante es bastante optimista respecto de poder llegar a alcanzar velocidades fracciones de la de la luz. Propone un sistema prototipo de “micro veleros”, dispositivos (robots) de unos centímetros que serían impulsados con un cañón laser y llegarían en un par de décadas a la estrella más próxima, en horas estarían en Marte y sólo sería cuestión de ir escalando la tecnología para enviar robots mayores y finalmente humanos. Dice que es un problema de ingeniería y que por ello se acabará resolviendo. Agradezco su confianza en mi profesión…

La vida: Hawking calcula que la vida surgió en La Tierra (y por tanto podría hacerlo en cualquier otra planeta donde se dieran los condiciones) de manera espontánea, al azar, en unos cuantos cientos de millones de años de prueba y error, hasta que apareció la molécula del ADN, que es en lo que se concreta. Esta molécula es extremadamente compleja. No es una combinación más o menos afortunada, de Carbono, Hidrógeno, Nitrógeno… pero que se dé tras tirar los dados mil veces. Para mí es claro como la luz del sol que hay una mente y una voluntad que ha dispuesto su existencia y diseño. Pero yo soy un creyente. El profesor también apunta que pudo llegar en un meteorito, sin duda, pero esto sólo es externalizar la cuestión, el problema fundamental no cambia un ápice. Él mismo lo apunta y estoy de acuerdo con él en eso.

Respecto del futuro a corto plazo de la humanidad, está tremendamente preocupado. Una vez más coincido con él. El cambio climático, la contaminación, la extinción masiva, son realidades anunciadas por la comunidad científica internacional, no por vendedores de sustos (aunque alguno haya que se apunte) y él cómo no lo avala. En paralelo, la clase dirigente y política con mayor poder no es precisamente la que necesita la humanidad en estos momentos, ya lo he comentado más arriba. A los problemas ecológicos añaden guerras, conflictos, levantamiento de muros y fronteras donde ya no las había y condenas a gran parte de la humanidad a todo tipo de miseria, con los desplazamientos masivos subsiguientes. Son los mayordomos de los cuatro jinetes. Si esto no cambia urgentemente, corremos serio peligro de autodestrucción. Hawking plantea la hipótesis de que cuando una especie alcanza nuestro grado de desarrollo (con capacidad para destruir su planeta varias veces como es el caso con las armas nucleares), se vuelve inestable y se autodestruye, por eso no hemos topado con extraterrestres…. Hoy he visto el festival de Eurovisión infantil, todos son amigos, fraternos, bienintencionados ¿siempre los niños fueron así y nos estropeamos al hacernos adultos? Quiero creer que estas nuevas generaciones, las de mis hijos, son mejores que nosotros y aprenderán a mantener ese espíritu también de mayores. Entonces hay esperanza.

La inteligencia artificial va a llegar sí o sí, según Stephen. De hecho ya está con nosotros, en el sentido de máquinas con un SW capaz de aprender a aprender, de auto modificarse y evolucionar y no sólo de ejecutar programas diseñados por humanos. Según él, en muy poco tiempo superarán las capacidades del cerebro humano. Eso obviamente entraña un peligro. Lo que hemos de hacer es asegurarnos de introducir la semilla en esa IA, para que sus intereses siempre coincidan con los del género humano. Y por si acaso disponer un botón de desconexión siempre a mano. Para Hawking esta IA constituirá una forma de vida, que podrá llegar a auto reproducirse. Conozco cómo se construyen las computadoras por mi profesión. Consisten básicamente en una calculadora y una memoria, más unas interfaces con el exterior, incluyendo sensores y “brazos”. En eso ya llegan a ser muy superiores a nosotros, en realizar cálculos con precisión y almacenar y procesar grandes cantidades de datos. Pero hasta la fecha carecen de conciencia y de iniciativa propia, sólo pueden hacer lo que les dicen los humanos. Y tengo serias dudas de que algún día lleguen a tenerlas, conciencia, consciencia y voluntad. No es algo que aparezca espontáneamente en cuanto se dan ciertas condiciones materiales. Es mi opinión.

Con nuestros amigos los agujeros negros es quizá con lo que más se explaya y detalla, la frontera de investigación de la ciencia ahora mismo y que reúne la solución a todas las hipótesis por confirmar (aunque después surgirán otras). Parece que en ellos está el quid de cómo se produjo el Big Bang y de cómo las estrellas y sus sistemas planetarios nacen y mueren una y otra vez. Vamos, el sistema motor y de reciclaje del universo, pese a su aspecto siniestro. En el centro mismo de nuestra galaxia, la vía láctea hay uno, que parece emitir dos chorros de materia y energía en sentidos opuestos y que regula todo su funcionamiento. Apenas he entendido bien lo que explica el maestro, pero quedaos con que “tienen pelos” y muy importante, en su horizonte de sucesos se dan cuentas de energía negativa, pues resulta que emiten partículas, de manera que una partícula queda atrapada y su anti partícula correspondiente sale despedida. Pueden darse cuentas de energía negativa (al igual que cuentas bancarias negativas, es decir deudas), siempre y cuando exista la correspondiente cuenta positiva que la compense (en un resultado de suma cero…). Creo que no lo explico muy bien. Si os interesa y queréis saber más, ya sabéis ¡a leer el libro!

Otro concepto del que habla que yo no sé explicar muy bien, el múltiples universos posibles o paralelos. Como con la relatividad, la indeterminación y la teoría cuántica, nos hemos cargado el determinismo mecanicista orgulloso y fatal resultado de la ilustración y que pareció triunfar en la época posterior a la Revolución Francesa, ya no podemos predecir cómo será el universo a partir del estado actual de cosas. Y muy importante, tampoco podemos llegar a saber exactamente cómo fue. Sólo podemos asignar probabilidades a estados pasados o futuros de las cosas. El pasado y el futuro de la física funcionan de manera simétrica y más aún según nos alejamos en el tiempo. Sólo podemos hablar de probabilidades. Este concepto los ingenieros de telecomunicación lo tenemos perfectamente interiorizado, pero quizá queda mucha gente incluso científica o técnica, que aún no se ha enterado, de que se acabaron las certezas de estado. Así de un agujero negro lo más probable es que salgan las antipartículas correspondientes a las que este ha atrapado, pero existe una probabilidad no nula de que salga un violín, perfectamente construido y afinado, o una nave espacial. Ahí lo dejo: al libro para saber más.

Y para acercarnos aún más a la metafísica, Hawking afirma que existen diez dimensiones en nuestro universo (teoría de cuerdas), conocemos intuitivamente, percibimos, tres espaciales más el tiempo. El motivo de que no veamos las otras seis es que la luz no viaja a su través (Hawking dixit), esto yo no lo sabía, así de simple. Pero aún hay más, las otras seis están plegadas sobre sí mismas, son muy “estrechas”. Imaginad un hilo, físicamente existe en tres dimensiones, pero prácticamente se lo percibe como unidimensional, porque dos de sus dimensiones espaciales están exageradamente compactadas respecto del largo. Pues imaginad que nuestro universo tuviera estructura de hilo respecto de las tres dimensiones que vemos más el tiempo (serían el “largo”) y las otras seis serían el ancho y el fondo. Cacao maravillao, pero real… Y una vez más y esto es de mi cosecha, jamás diré que lo dijo Hawking, ahí nos ha dejado nada menos que seis dimensiones que no podemos percibir con nuestros sensores naturales y apenas procesar con nuestro cerebro, donde hay lugar para un más allá, que todos los grandes místicos han señalado que queda fuera del espacio-tiempo. Ahí lo dejo otra vez.

Aún hay más

Hawking da una solución completa en sí misma para explicar todo lo que ocurre sobre la materia y la energía en el espacio-tiempo, al menos para explicarlo en términos de probabilidades, en la ecuación no le hace falta un Dios y a ese respecto creo que así es. Pero todo ha surgido de la nada porque sí. Las propias leyes de la física ¿de dónde han salido? No nos ofrece una respuesta para eso. La vida “debe ser un resultado natural de la combinación de moléculas si se dan condiciones, es cuestión de tiempo”… umm, no me convence. Su sistema no explica qué es la conciencia, la consciencia, la voluntad, el amor, de dónde vienen y en qué se sustentan. Él mismo lo reconoce en los últimos capítulos “aún no sabemos en qué consiste la conciencia” y yo diría que buscándole causas puramente físicas y ecuaciones para describirla nos vamos a dar con una pared muy dura. No lo dice pero supongo que para Hawking esta reside y es un producto del cerebro, para mí está enlazada o anclada al cerebro y a todo el cuerpo, mientras estamos vivos aquí, pero no reside en él ni es su producto. Pero una vez más es mi opinión.

El último capítulo póstumo, no lo escribe él lógicamente, sino su hija. Es el colofón perfecto para acabar de tomar un gran cariño al gran maestro Stephen Hawking. Murió el año pasado. No estoy triste por él, que como soy un cristiano con una fe sólida y creciente, no tengo dudas de que se habrá llevado una agradable sorpresa, en compañía de esos seres de luz, en los que él no creía porque no podía ver en estas dimensiones. Allí seguro que le premian resolviendo todas las dudas que le quedaran, eso de aperitivo… Estoy triste por los que seguimos y seguirán aquí, jugando, aprendiendo y evolucionando y que necesitamos urgentemente mucha gente como él. O se acabará el juego.

Lo he dicho al principio, pienso que este librito debería estar por un tiempo en todos los programas de enseñanza de todo el planeta. O al menos que los enseñantes recomendaran su lectura y comentario a todos los alumnos pre universitarios y profesionales. Todos los jóvenes deben conocer las reflexiones de Hawking, por conocer el universo en que viven, pero sobre todo para conocer lo que debe corregir la humanidad. Así que os lo recomiendo muy fuertemente.

Rodri recomienda… “Breves respuestas a las grandes preguntas”, de Stephen Hawking en Casa del Libro.

Where men do not return

Where men do not forget

The sweetest suicide

As if we don’t exist but live

Point of know return – Alphaville

Gracias por leerme. Si os apetece echar un vistazo a otras de mis críticas / recomendaciones, las tenéis todas en:

Rodri recomienda… libros: https://jocilesferrer.com/rodri-recomienda-libros/

3 respuestas a “Breves respuestas a las grandes preguntas de Stephen Hawking

  1. Gracias por descubrirme este libro, tanto a mí como a mis hijos preadolescetes. Gracias por tu dedicación para divulgar temas interesantes. En mi caso, no tengo tiempo para abarcar y buscar todo aquello que parece tan interesante. Gracias por tu artículo y tus recomendaciones

  2. Copio aquí estos comentarios que alguien muy amable me ha hecho en Twitter: “Me ha resultado un placer muy grande leer este artículo… Muchas gracias por tu artículo. Lo he leído a vista de pájaro. Lo guardo para leerlo con tranquilidad. Me alegra escuchar con tanta sinceridad sobre tu idea De Dios ,y por qué eres creyente. Voy a comprar el libro, y algo comentaré en tu Twitter. Un saludo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

About jocilesferrer

Ingeniero Telecomunicación. Europeo, español, extremeño-aragonés. Liberal, cristiano. La ola es el mar