Gran enciclopedia de los seres mágicos de Joel Levy

Bajo los auspicios de La Sociedad Criptozoológica de Londres

El libro ya tiene cierta solera, es del 2000, pero el tema de que trata no pasa de moda ni parece que haya habido muchos avances en las dos últimas décadas, en cuanto al conocimiento de la realidad o mera tradición relativas a los seres tenidos por mágicos, mitológicos o fantásticos. Animales y homínidos en este tratado.

Está estructurado como un conjunto de apuntes, testimonios, con escritos y fotos, supuestamente extraídos de los archivos “La Sociedad Criptozoológica de Londres”, compilados por el autor pero aportados por gentes de todo el planeta, en distintas épocas. Así se forman los diferentes capítulos para cada grupo de seres catalogados.

Rodri recomienda… “Gran enciclopedia de los seres mágicos”, de Joel Levy en Casa del Libro.

Tengo mis dudas de si tal sociedad realmente existió y mucho menos que exista en la actualidad, he encontrado una que existió en Estados Unidos por un tiempo, buceando en Internet… Lo dejo a vuestra búsqueda, ya me contareis si dais con ello. En todo caso la compilación es muy buena  y rigurosa, dentro de lo que pueda ser la definición de seres tenidos cuando menos por esquivos (de ahí lo de cripto). Enumera las tradiciones y creencias populares y también indicios y a veces incluso testimonios de la existencia de algunos de estos seres. Aunque lo más comúnmente el informante admite que sólo pudo percibir de lejos al ser que fuese o encontrar unos restos plausibles.

La aproximación de la Sociedad Criptozoológica es científica y ese es el tono de la obra.

Este fue de los primeros volúmenes que reuní, allá por el año 2000, para documentación de mi proyecto literario que podéis consultar aquí:

Iberia Mítica: https://jocilesferrer.com/iberia-mitica/

Aparte de que siempre me gustaron estos temas y simplemente he disfrutado con su lectura completa, aunque ya había entresacado muchos apuntes.

Siempre he sido de la opinión que cuando el río suena agua lleva. Hay ciertos seres, como las quimeras, los grifos, los centauros, los pegasos… (híbridos en especial), que es difícil siquiera considerar que puedan existir o haber existido. Otros son demasiado locales (aunque muchas especies conocidas lo son). Pero hay una serie de ellos que se repiten en todo el planeta o en áreas extensas. Por poner unos ejemplos de mis favoritos:

Dragones: en toda Europa y Asia y otras partes del planeta, hay tradiciones sobre grandes reptiles alados, con variantes más serpentiformes, no voladoras, que escupen fuego o no, de tamaños variados. Suelen tener en común el ser tenidos por los seres o monstruos más poderosos, cercanos a los dioses, sean celestiales o infernales, también por muy inteligentes, a menudo pueden hablar y tienen poderes mágicos, aparte de su fuerza y potencia físicas. Reptiles de grandes dimensiones, que dominaron el planeta por tierra, mar y aire ya hubo. Sin embargo, no hay restos datados desde que el hombre es hombre de tales bestias. Pero no deja de ser curioso el arquetipo global, no lo veo como una evolución obvia de las serpientes o lagartos, especialmente en lugares como Japón o Europa occidental donde no se conocía ni siquiera al cocodrilo ni hay otros grandes reptiles.

El pueblo feérico: Hadas las más conocidas y extendidas en la Europa celta-latina, también sus primos elfos de tierras germánicas y escandinavas, duendes, pixies, banshees, ninfas y otras variedades pues en realidad se extendieron por todo el globo, con gran variedad de tamaños, aspectos y capacidades. Tienen en común normalmente caracteres finos y bellos, desde el punto de vista humano, sobre todo en los especímenes femeninos (pues obviamente la mitad son varones aunque el nombre de especie en español sea femenino), orejas puntiagudas, ser escurridizas, casi invisibles cuando quieren y manejar la magia en mayor o menor medida. También la ambivalencia de amistad en su relación con los humanos. Según sea la tradición, el relato o la época, se les ve como aliados y benefactores o como enemigos malvados de nuestra especie, pero en media su comportamiento podría calificarse de neutral en el peor de los casos. En las últimas tradiciones se les acusaba de rehuir los símbolos cristianos, pero rara vez se les atribuye un comportamiento genuinamente maligno. En Europa, me llama la atención que los relatos a su respecto, los cuentos y leyendas populares, tengan momentos y descripciones idénticas en todo el arco atlántico, desde Irlanda al noroeste de Iberia, pasando por el oeste francés y así internándonos más al interior del continente o la península. Y he leído unos cuantos (https://jocilesferrer.com/2018/02/11/bibliografia-para-iberia-mitica/), así que puedo afirmarlo. El pensamiento oficial es que todo es una invención, pero no me cuadra mucho que pueblos mayormente analfabetos o que formaran estos relatos incluso cuando no conocían la escritura y que los transmitían oralmente mantengan tanta coherencia en un territorio tan extenso, cuando no había carreteras ni internet y la navegación era difícil… Estas razas permanecen profundamente ocultas hoy en día. Enanos y gnomos están más cerca de ellas que de los humanos, aunque pertenecen a otra rama humanoide.

Rodri recomienda y adquiere su bibliografía en Casa del Libro.

Sus enemigos kobaloides: Uséase, trasgos de todos los tamaños, orcos, trolls, gremlins… Serían el reverso tenebroso del pueblo feérico. Aunque en la realidad según este libro, ambos géneros estarían emparentados con nosotros, siendo ramificaciones de la familia de los homínidos que se separaron de la nuestra. Por supuesto, las hadas estarían mucho más cerca en el tiempo de nuestra rama. Trasgos y sus primos son claramente percibidos como malvados, aunque hay excepciones o casos en que pueden ser traviesos en el peor de los casos. Son feos con ansia, generalmente de escasa inteligencia, salvo sus caudillos, les encanta la carne humana, de niños mejor y mal intencionados incluso con los de su propia especie (en esto no andamos muy lejos…). Se enfrentan a palos en cuanto topan con hadas, elfos, enanos o por supuesto humanos… El cariño interracial es mutuo. Todo esto lo reflejó muy bien Tolkien, que en realidad no inventó, sino que recopiló y reformuló de una manera genial, por eso gusta tanto su obra, porque cuenta algo conocido en el subconsciente colectivo de una manera ingeniosa y atractiva. Por fortuna quedan pocos y escondidos.

Gigantes: Muchos pueblos de La Tierra recogen mitos de tiempos neolíticos o muy pretéritos en todo caso, en que tuvieron que expulsar y derrotar a alguna raza de gigantes cuando sus antepasados llegaron a las tierras en que se asentaron y se originaron tales leyendas. Los propios íberos mediterráneos mismamente. En el Antiguo Testamento aparecen, antes del Diluvio y después entre los filisteos enemigos de los israelitas. En la mitología griega los atlantes occidentales, enemigos de los micénicos son gigantes (titanes contra olímpicos en el plano divino). Entre los celtas son frecuentes, intentaron hasta pavimentar un enlace entre Irlanda y Escocia y así en muchas otras partes del mundo. Esta enciclopedia los describe más bien como lentos y torpes, cuando en las mitologías que menciono eran más bien superhombres, muy grandes, inteligentes, avanzados y poderosos. Lo mismo, es curioso que el mito se repita por todas partes. Los ogros come niños estarían estrechamente emparentados con ellos según el libro.

Y así muchos otros seres fantásticos (animales para la enciclopedia), homínidos, híbridos, animales extraños, muertos vivientes. El principal inconveniente para dar científicamente por válida su existencia es la ausencia de evidencias, aunque la ausencia de evidencia no es la evidencia de ausencia. Cuando hay indicios suficientes, pienso que merece la pena al menos planteárselo. Sería el caso de las “especies” o “géneros” que he ejemplificado. En el caso de las hadas, pienso que las tradiciones entremezclan manifestaciones de carne y hueso, en mi opinión especies de homínidos o quizá sencillamente otras “razas” humanas que estuvieron presentes (como sucedió con los neandertales) y de las que ha quedado el recuerdo, con seres espirituales o de otros planos de existencia (ángeles, demonios, espíritus de la naturaleza…) para quien crea en su existencia. El libro propone que sus habilidades mágicas vendrían de su capacidad para alterar campos físicos como el electromagnético y así, aparentemente, violar las leyes de la física. Ofrece hipótesis plausibles por ejemplo, para la fabricación del fuego de dragón y así.

Por otra parte, nuestra especie se ha demostrado muy eficaz en la aniquilación y erradicación de cualquier oponente que suponga una amenaza para nuestra vida tranquila, incluyendo a nuestros semejantes. Hubo un tiempo en que en Europa había grandes felinos, los lobos y osos han estado a punto de ser exterminados del continente. No es fácil imaginar que si hubieran existido los dragones, ogros, gigantes, quimeras, basiliscos, vampiros y otros seres intensamente agresivos con la especie humana y otros simplemente que nos disputaran la caza y la cosecha, como las variedades de hadas o muy valiosos pero salvajes, como unicornios y pegasos, al no haber acabado ellos con nosotros, nuestros antepasados habrían acabado con ellos. De hecho, también muchos mitos y leyendas, hablan de eso, los héroes griegos, semidioses, como Hércules, tenían por principal misión, limpiar el mundo de “monstruos” y así entre los celtas, germanos, íberos… Posiblemente el mito una vez más repetido, responda a una realidad. Pero no hay restos encontrados (huesos…), por ahora. Tal vez la costumbre era quemarlos, ingerirlos… Y entonces sería realmente difícil encontrar su ADN.

Este compendio tan interesante, que se prodiga en la Europa anglo-germánica, toda América, Japón, partes de África y Asia, sin embargo no toca Iberia salvo para los trabajos de Hércules y algunos otros monstruos de la mitología griega, que, curiosamente otra vez, tiene por costumbre situarlos en el occidente mediterráneo (Iberia y Marruecos). Igual es que alguna vez los griegos míticos tuvieron poderosos enemigos en la península y había que darles mala fama. Pero es sólo una reflexión. En todo caso yo tengo abundante información complementaria a ese respecto y no por ello dejo de recomendarlo:

Rodri recomienda… “Gran enciclopedia de los seres mágicos”, de Joel Levy en Casa del Libro.

Muchas gracias por haber leído hasta aquí y por tu interés.

Encontrareis más comentarios de lecturas recomendadas aquí:

Rodri recomienda… libros: https://jocilesferrer.com/rodri-recomienda-libros/

2 respuestas a “Gran enciclopedia de los seres mágicos de Joel Levy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

About jocilesferrer

Ingeniero Telecomunicación. Europeo, español, extremeño-aragonés. Liberal, cristiano. La ola es el mar